domingo, 10 de febrero de 2019

TENTADERO PUBLICO EN JAEN


Plaza de Toros de Jaén. A la hora anunciada se ha celebrado el Tentadero Público para comprobar la bravura de cinco vacas del ganadero jienense D. Sancho Dávila a cargo de los maestros Rafael Rubio Luján “Rafaelillo” y Manuel Jesús “El Cid”, acompañados por los Alumnos de la Escuela Taurina de Jaén. El encargado de picar fue el prestigioso piquero de Vilches, premio al mejor picador de la pasada Feria de San Isidro, Agustín Navarro.
Como debe de ser, impecablemente vestidos para una faena campera tan importantísima como es el tentadero, tanto los maestros como todos los alumnos de la escuela.
Al romper filas tras el paseíllo se hizo entrega de unos regalos tanto a los maestros “Rafaelillo” y “Cid” como al picador Agustín Navarro.



Momentos de mucha verdad y respeto en el patio de cuadrillas antes de hacer el paseíllo. No solo de parte de los chavales ante los consagrados maestros, sino que estos don una humildad que les rezumaba por los poros de la piel, estuvieron en todo momento con los jóvenes principiantes, tanto en el referido patio de cuadrillas como en la plaza durante el tentadero.
Pero vayamos por partes:
Desde un burladero el ganadero Sancho Dávila junto al periodista José Luís Marín Weil, fueron narrando de parte de uno, los nombres de los actuantes y como es lógico, el señor ganadero fue reseñando los números de las becerras, línea familiar de cada una de ellas y condiciones que les iba viendo a las reses para entendimiento de todos los presentes.
La verdad que las becerras, todas en general han salido de dulce, se han colocado a mucha distancia del caballo que montaba Agustín Navarro y han acudida prestas al cite de este, que las ha medido con todo rigor en los tres y hasta cuatro encuentros que han tenido con el montado.








De los maestros “Rafaelillo” y “Cid” que decir; han dejado palpablemente en las pupilas de todos los aficionados la diferencia que existe de torear en la plaza a hacerlo en el campo donde para quien hay que torear es para el ganadero y este pueda ver las condiciones del animal, que de sus notas dependerá el futuro de la ganadería.









Los Alumnos de la Escuela, una vez más han demostrado la buena nota que toman de las clases que les dan sus maestros, guiados por los toreros Curro Martínez y Joselito Rus, así como los apuntes de Antonio Sutil.


















Mañana de gran verdad, de sinceridad, de honestidad, compañerismo y sobre todo de fomento de nuestra Fiesta con mayúsculas, una Fiesta que como bien apuntaba nuestro compañero José Luís Marín Weil, mientras haya un chaval que sueñe con ser torero, nadie podrá con nuestra Fiesta ni con nuestra cultura.


sábado, 9 de febrero de 2019

PEÑA TAURINA PACO MORENO DE LINARES RAFAEL RUBIO LUJAN “RAFAELILLO” EL VALOR DE LA VERDAD


Haciendo un paralelismo con la canción de José Feliciano “Dos Cruces”, yo diría más bien “Linares tuvo que ser”..... con su lunita plateada, testigo de nuestro amor bajo una noche callada.

Porque eso fue en realidad, una noche “callada” donde se dijeron muchas cosas, muchas frases que llegaron al corazón de los allí asistentes.
Linares, siempre marcando diferencias. Peña del maestro Paco Moreno, donde se dieron cita muchos profesionales del toro como el grandioso picador Manuel Montiel, los toreros de Plata José Luís Díaz, Valentín Rivas, Domingo López y Enrique Soto, el nuevo futuro de Linares “Marquitos”,  el hijo del maestro fallecido y familia de Antonio Barranco, en este segundo memorial dedicado a su anterior Presidente Antonio Barranco.

Con la presencia y apoyo del Alcalde de Linares Juan Fernández y la presentación impecable y fuera de lo habitual de Enrique Alonso que marcó diferencias, la tertulia resultó de lo más amena e interesante.
Anécdotas, vivencias, comienzos y sobre todo un planteamiento de parte del maestro “Rafaelillo” desde sus comienzos en nuestra tierra hasta el día de hoy, dejó a todos los presentes “tocados” del corazón”.



























Me quedo con la frase del maestro cuando refiriéndose al tentadero púbico que mañana se celebra en la Plaza de Toros de Jaén junto a “El Cid” y los Alumnos de la Escuela Taurina de la capital; que él con toda seguridad se quedará con algo de los jóvenes aspirantes a toreros, que aunque ellos por su corta experiencia no lo vean, con toda seguridad se llevará algo de ellos que lo hará valer en su vida profesional y torera. Algo señores, que dice mucho de un torero, pero creo que mucho más de una persona; por lo que personalmente será algo más que trataré de aprender y llevarme cada vez que acuda de tentadero y vea torear a esos chavalillos que van de tapia y pisan la placita de tientas con todas las ilusiones del mudo puestas en un futuro soñado.
El señor alcalde de Linares, hizo entrega de un obsequio al torero invitado, así como el vicepresidente de la Peña y su Presidente Juan Antonio Yepes que impuso la Insignia de Oro de la peña al maestro “Rafaelillo”.






Para finalizar, la Peña Taurina Paco Moreno invitó a un singular ágape en el Salón Manolete del conocido Hotel Cervantes de la ciudad, donde prosiguió la tertulia con el diestro murciano entre buenos caldos y exquisitos manjares.
Y esto fue todo en una noche de luces, noche de bohemia, noche de ilusión y sobre todo noche donde mucho pudo aprender todo asistente.